Pablo Ojeda, la música en todas sus vertientes

Si existe una persona con inquietud por conocer cualquier entresijo al que lleve la música, esa persona no es otra que Pablo Ojeda. Muchas cualidades le avalan pese a su juventud, que como no, el solo se ha ganado con su trabajo y su buen hacer.
 

Pablo OjedaPablo Ojeda Jiménez es natural de la localidad sevillana de “El Viso del Alcor”, donde nos cuenta el propio protagonista que inició sus estudios musicales gracias a unos talleres de verano en los que fue conociendo los instrumentos. Pablo sintió gran curiosidad por aprender a tocar alguno de ellos e ingresó poco más tarde en el Aula Municipal del pueblo vecino, Mairena del Alcor. Este no fue más que el desencadenante de lo que hoy es también su banda municipal. Fue en ese centro donde comenzó a aprender la destreza en el solfeo, así como a empezar a tocar algún instrumento como la flauta, hasta que finalmente accedió al Conservatorio.

Ha pasado bastante tiempo desde entonces y son ya dos años desde que Pablo finalizara sus estudios musicales en el Conservatorio Superior de Música en la especialidad instrumental de trompa. Aunque no obstante, eso no le impide seguir asistiendo a cursos de perfeccionamiento tanto de su instrumento como de dirección.

Pablo se considera un músico todoterreno en el sentido que hay que hacer de todo puesto que no hay posibilidad de tener un puesto estable de trabajo, por lo que siempre está preparado y dispuesto a tocar en las orquestas o bandas que le requieren, al igual que dirigirlas o incluso dando clases en diferentes escuelas de música. La vida de un músico de calle que en ningún momento se queda parado.

Dirigiendo ensayo

Pablo dirigiendo en el ensayo

Pablo ha sido un músico que ha conocido varias bandas de música. La primera de ellas como ya hemos adelantado aquí, fue la Banda Municipal de Mairena del Alcor donde se mantuvo durante 8 años y en la que ingresó gracias a su actividad como alumno en el Aula de Música de la misma localidad. Cuando cumple la mayoría de edad, se incorpora a la Banda de la Cruz Roja de Sevilla donde se encontró con compañeros de estudio y recaló durante un año y medio, hasta que posteriormente fue componente del “Carmen de Salteras” durante 6 años donde desempeñó las funciones de músico y la de subdirector en la última etapa. Actualmente, desde el año pasado 2012, comenzó a dirigir a la Banda de Música “Virgen de las Angustias” de Sanlúcar la Mayor, así como la dirección de la Escuela de Música de la “Hermandad de la Soledad” de la Algaba.

Además de toda esta labor desempeñada, Pablo no se conforma y es componente de la Orquesta Sinfónica del Aljarafe con la que se está recorriendo toda España, acompañando al Musical “Azabache”, un concierto de coplas conmemorativo al que ya se hiciera en Sevilla en el año 1992.

Su inquietud por la composición se inicia cuando era profesor de la Escuela de la Banda del Maestro Dueñas del Puerto de Santa María (Cádiz), que por iniciativa de la banda le pidieron que si podría componer alguna marcha para las hermandades que ellos acompañaban musicalmente y como experiencia nueva comenzó a hacer marchas para ellos. Cabe incluir marchas para una Coronación Canónica en Granada como las que hizo para el “Carmen de Salteras” como Madrugá Macarena.

Esta última marcha fue todo un fenómeno desde el momento de su estreno para todos los amantes de la música cofradiera. Pablo se muestra muy sorprendido porque desde que viese la luz son muchas las bandas que la interpretan y una gran cantidad de hermandades las que la incluyen en sus recorridos procesionales. La hizo por dedicarle una marcha a su banda, que pudiera tocar algo suyo pero se encontró con la circunstancia de que tenían un concierto en la Basílica de la Macarena, donde fue estrenada y a partir de ahí, como él mismo indica, la repercusión que tiene una banda como la de “El Carmen de Salteras” hizo muchísimo para que la difusión y el conocimiento de la marcha fuera rapidísimo, del cual se muestra muy agradecido.

Partitura Madrugá Macarena

Partitura de Madrugá Macarena

En estos momentos se encuentra inmerso en la elaboración de una marcha procesional para una Hermandad de Jaén. Pero no podrán ser más por el momento por el poco tiempo que tiene para dedicarse de lleno a elaborarlas, aunque no duda en componer más cuando realmente pueda ponerse cien por cien a ello, ya que se considera que no es una persona de hacer las cosas a la ligera sino que todo requiere su estudio armónico, sintáctico y analítico.

Considera que existe un buen nivel en la composición gracias al buen trabajo de muchas personas y existen marchas nuevas de mucha calidad. En este mundo de la composición, el nivel depende un poco de todos, no solo de compositor, también de los directores y hermandades que son los que se encargan de elaborar los repertorios y son los que tienen que elegir o desechar las marchas que se pueden y vana interpretar. Como nivel musical está muy alto porque son muchos los profesionales que se aventuran a la composición y lo hacen de manera muy satisfactoria. Sus referentes son compositores de marchas de corte clásico-alegre como Pedro Morales, Pedro Braña o Pedro Gámez. Sin olvidar a Farfán.

En cuanto a la dirección comenzó por cursillos y compañeros que eran ya directores de bandas, comenzando a entrarle el gusanillo y la curiosidad de ir a más. Actualmente se encuentra dirigiendo a “Las Angustias de Sanlúcar la Mayor, un puesto que le llegó por sorpresa ya que no tenía ninguna vinculación con la banda, nunca había tocado con ella y tampoco conocía a nadie que perteneciera a ella. Gracias a conocidos en común se pusieron en contacto con él, la banda buscaba a una persona joven, en su etapa final de estudios, conocedor del mundo cofrade y con claros conocimientos de dirección, con lo que fue el elegido para sustituir al antiguo director que por asuntos personales tuvo que abandonar la batuta.

Fuentes:

– Texto propio elaborado a raíz de la entrevista con el protagonista y conocimiento previo.

– Fotos propias elaboradas el día de la entrevista.

– Vídeo propio, elaborado y editado por Francisco José Ortega López.

Anuncios

Al mando de la batuta de Manuel Jesús Ramos

Casi con exclusiva dedicación, Manuel Jesús Ramos ha encontrado en la música una forma de vida que desde pequeño le fue inculcada por sus padres y que ahora resulta inseparable para él. Sin plantearse metas, solo ve en su futuro una escalada constante en este mundo tan complicado pero a la vez, tan bello.

Manuel Jesús

Manuel Jesús Ramos Rodríguez nace en Albaida del Aljarafe, una pequeña localidad de la provincia de Sevilla, el 17 de febrero de 1991. Es en ella donde inicia sus estudios a la temprana edad de 8 años, coincidiendo con la apertura del Aula Municipal de Música. A la misma par, también recibe clases en la escuela que la Banda del Carmen de Salteras tiene en su academia, donde desde hace muchísimos años, prepara a sus alumnos para convertirlos en posteriores músicos de la formación.

Manuel Jesús nos cuenta que fueron sus padres quienes le enfocaron la música como un buen camino a seguir. Él no dudó en tomarlo y descubrió que con ella encontraría una dedicación para toda la vida. A sus 22 años, no ha cambiado un ápice este pensamiento que está más vivo que nunca.

Una vez terminada la etapa del Grado Elemental con 11 años, realiza la prueba de acceso a Grado Medio en el Conservatorio Profesional de Música Cristobal de Morales en Sevilla dónde ingresaría bajo la tutela de Manuel Rebollo Orden en la especialidad instrumental de trombón, un instrumento que escogió desde el primer día que empezó a dedicarse a la música, y fue gracias a un muestrario que realizaron en el Aula de Música de su pueblo. Se sintió identificado con él y le llamó bastante la atención, algo que le agradó bastante, lo que le hizo decantarse por este instrumento de viento-metal. Una etapa que duraría 6 años hasta que se enfrenta a la prueba del Grado Superior que superaría con la segunda mejor calificación de toda Andalucía y donde se encuentra en este momento, cursando el tercer curso con el Catedrático de Trombón, Daniel Alberola Vidal. A esta ya gran formación hay que añadir una infinidad de cursos adicionales de trombón y dirección, que le han ayudado a acrecentar su nivel musical.

Manuel Jesús nos presenta su familia de instrumentos

Manuel Jesús nos presenta su familia de instrumentos

Pero sin duda, Manuel Jesús no se queda en él, y busca algo más, un nuevo camino para poder mirar hacia otros horizontes que le puedan abrir nuevas puertas en el difícil mundo de la música. A mediados de su etapa de Grado Medio, empieza a llamarle la atención la actividad de director. No consigue dar una explicación exacta del por qué de esta inquietud por la batuta, solo que iba en constante crecimiento. Al ser una persona muy observadora se fija en todos los detalles de los directores que ha tenido enfrente e indagar en vídeos por internet la manera de conducir a las orquestas de los mejores. Señala a Simon Rattle, Claudio Abbado y Ferrer Ferrán, que actualmente es su tutor en la dirección, como los más destacados para él y en quienes más se fija a la hora de adquirir conocimientos y destreza. Gracias a su inquietud y a estos grandes maestros, cuando consigue su título profesional de música no dudó en meterse de lleno en el mundo de la dirección.

De los antes citados, nos destaca lo que para él son sus mayores virtudes. De Claudio Abbado revela su elegancia, con la que consigue tener en todo momento a la orquesta en su mano, convirtiéndola en un auténtico instrumento de personas. De Simon Rattle ensalza su técnica gestual y su postura delante de la orquesta atreviéndose a calificarlo como los mejores del mundo. Otro que nombra es Gustavo Dudamel, de quien hace constancia de su fuerza. Obviamente el desarrolla su propio estilo y las directrices inculcadas por Ferrer Ferrán desde hace varios años pero sin perder de vista a estos verdaderos maestros de quienes hay que sacar lo mejor de cada uno.

Su trayectoria como director comienza en el año 2009 cuando le ofrecen hacerse cargo de la batuta de la Asociación Filarmónica y Cultural de su pueblo, Albaida del Aljarafe, en el que se mantuvo durante dos años en los que pudo ver por primera vez y comprobar de primera mano que era dirigir a una banda de música, adquiriendo una experiencia y una base que hoy agradece, además durante ese periodo también compaginó el cargo de Presidente de la formación. Actualmente ostenta la subdirección de la Sociedad Filarmónica del Carmen de Salteras que está al mando de José Antonio Santos Salas.

Uno de sus guiones de dirección

Uno de sus guiones de dirección

Sus metas más inmediatas se establecen en culminar su especialización instrumental de trombón y una vez obtenida ingresar de nuevo en el Conservatorio Superior Manuel Castillo de Sevilla en la modalidad de dirección. Manuel Jesús es también un amante de la Semana Santa y de su música y hace un llamamiento para que la dirección de banda de música se convierta en una cátedra. España es un país muy nutrido de estas formaciones y existe muchísima gente que se dedica a ello, pudiendo cubrir una gran cantidad de puestos de trabajo y garantizando una profesionalidad en todos y cada uno de los directores que se ponen al frente de una banda.

Destaca el nivel actual de las bandas de música como bastante bueno, aunque dependiendo también del lugar donde vayas. No todas las bandas de música centran su atención en el mismo ámbito. En este sentido, las formaciones de la comunidad valenciana las califica como muy profesionales y muy diferentes a las de nuestra zona andaluza. Son bandas que se dedican íntegramente y durante todo el año al montaje de obras mientras que aquí nos dedicamos más a lo cofrade, dando una de cal y otra de arena, viviendo entre obras y marchas procesionales. En cuanto al nivel de la dirección, señala que en contadas ocasiones el director se encuentra por encima del nivel de la banda en cuanto a la técnica y a la hora de mostrarse ante el público. Además considera que se puede estar llegando a un momento de profesionalización de las bandas de música puesto que muchos músicos que ya acabaron sus estudios y que unos años atrás comenzaron en éstas, vuelven a ellas con motivo de tantísima crisis que les impide encontrar acomodo en cualquier otro lugar, lo que está llevando a que el nivel se esté elevando muchísimo.

Su estilo de marcha profesional lo enmarca en el clásico-fúnebre, siempre sin desmerecer a lo alegre con fundamento. Marchas como Amarguras, Virgen del Valle, Soleá Dame la Mano, Saeta Cordobesa, Margot, entre otras muchas figuran entre sus preferidas. Algunas actuales como Hossana in Excelsis, Virgen de la Hiniesta, Valle de Sevilla o La Sangre y la Gloria también merecen especial atención.

Después de conocerlo como instrumentista y director, nos indicó que también le está entrando curiosidad por el mundo compositivo teniendo claramente definido una futura marcha procesional en cuanto al estilo y alguna composición dedicada con especial relevancia a su instrumento. Algo que tiene en mente y que no descarta en el momento que pueda dedicarse íntegramente a la composición.

Fuentes:

– Texto propio elaborado a partir de la entrevista con Manuel Jesús Ramos Rodríguez

– Fotos propias tomadas el día de la entrevista

– Vídeo propio elaborado y editado por Francisco José Ortega López

Jesús Joaquín Espinosa, un compositor para deleitarse

A pocos días de cumplir 24 años, Jesús Joaquín Espinosa de los Monteros Pérez se ha convertido por mérito propio en uno de los compositores más prometedores y seguidos del panorama musical cofrade. Sus marchas han calado muy de lleno en todos y cada uno de los que viven un poco más adentro este arte musical.

Director Bienmesuena

Jesús Joaquín Espinosa es Natural de la localidad sevillana de Estepa y nace el 23 de junio del año 1989. Este joven músico de la Campiña se declara un auténtico enamorado de la música, tanto es así que su pasión por ella nace cuando apenas tiene tiempo para concebir lo que son los sonidos. Desde muy pequeño, tenía la muy temprana edad de 5 años, sentía gracias a su hermano Isidoro -que tocaba el clarinete en la banda municipal de su pueblo- una gran atracción hacia lo que éste hacía. Cuenta que se pegaba a él en todo momento para escucharle y saciar esas ganas de música que le sobrevenían. Su pensamiento a partir de ahí, fue que tenía que dedicarse a la música y nos damos cuenta que casi 20 años después no ha cambiado de parecer y se está convirtiendo en un músico de una alta consideración.

Tan grande es su amor hacia este arte, que no dudó ni un instante en dejar familia, amigos y su pueblo a un lado y venir a vivir a la capital para poder entrar en el Conservatorio, aún con una corta edad. No le ve límites a su música, es algo que lleva tan arraigado que siempre buscará disfrutar con ella. El hecho de estar en Sevilla también le condujo a poder satisfacer uno de los sueños que tenía de pequeño, ingresar en la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora del Carmen de Salteras. La cercanía que existe entre la capital y esta localidad del Aljarafe sevillano le pusieron de cara el ingreso en esta afamada formación.

Jesús Joaquín se puede decir que es un músico todoterreno, polivalente, siente curiosidad por todos los ámbitos y gracias a ello se ha convertido no solo en músico y compositor, sino que también tiene al mando de su batuta, a la Banda de Música Bienmesuena de “El Saucejo”. Como cofrade, lo refleja en su satisfacción al reconocer que una de sus mayores experiencias las ha vivido al acompañar año tras año a numerosos palios de Sevilla, en su discurrir por la capital, cuando realizan sus Estaciones Penitenciales a la Santa Iglesia Catedral. Pero sobre todo, cuando aparte de acompañar a estos palios, suenan sus marchas interpretadas por su propia banda. Lleno de nervios vivió cuando el Director le dijo que se tocaría una de sus marchas en “La Campana”, lleno de nervios y emoción no fue capaz de hacer sonar su clarinete en los primeros compases.

Algunas partituras de sus marchas

Algunas partituras de sus marchas

Jesús Joaquín se inició en la composición con 14 años, y podemos decir que fue de mera casualidad. Un hermano de su hermano Isidoro escuchó una marcha que tenía compuesta y guardada en su ordenador y fue quien le dio el paso a que esa composición viese la luz. Se estrenó cuando tenía 15 años y fue dedicada a la Hermandad del Dulce Nombre de Estepa, una marcha titulada “Al cielo la Paz”.

Tras esta composición, han venido muchísimas, desde “A mi Dolorosa Coronada” dedicada a la Virgen de los Dolores del Santo Entierro de la Roda de Andalucía, hasta “Siempre la Esperanza”, que lo está para la Esperanza de Triana, pasando por supuesto por “La Caridad del Arenal”, “Y en Triana la O” o “Virgen de la Hiniesta” dedicada a la imagen dolorosa de la Parroquia de San Julián de Sevilla. Esta última la considera su marcha especial por llevar el nombre de una Virgen de gran devoción y cariño para él. Sus marchas han evolucionado en calidad, en armonía y en el trabajo en ellas.

Sorprendido por la gran acogida de sus marchas, se congratula y le llena de orgullo que sean numerosas bandas y en todos los puntos de Andalucía donde se interpreten y se puedan escuchar sus composiciones. Algo que no esperaba y que no imaginaba que pudiera llegar pero estando en el momento que le ha traído esta pasión, no le pone límites a lo que un día comenzó como una afición.

Jesús Joaquín parece estar tomándose un tiempo en ofrecer una nueva composición, pero nada más lejos de la realidad. En septiembre de este año en el que vivimos volverá a regalarnos una nueva marcha, dedicada a la Virgen de la Paz de su pueblo, curiosamente a la misma que le compuso su primera marcha que saldrá en Procesión Extraordinaria por su XXV Aniversario.

Sin duda, es una composición muy esperada por todos los amantes de la música cofrade, porque como él mismo anuncia, aunque se esté tomando un respiro, no va a dejar esto a un lado y seguirá trabajando para que sus composiciones sigan ganando en calidad y puliendo sin cesar un amor y una dedicación que lleva a gala y que con él, vivirá siempre.

Fuentes: 

– Texto propio elaborado a partir de la entrevista con el protagonista

– Foto propia y extraída de la Web de la Banda de Música Bienmesuena

– Vídeo propio y elaborado por Francisco José Ortega López

Un referente en la música cofrade, José Manuel Toscano

En Clave de Pasión se fue hasta Sevilla. En este caso hasta la Calle Ramón y Cajal donde se sitúa el Conservatorio de Música, “Francisco Guerrero” y donde nos esperaba un referente para todos los amantes de la música cofrade. No es otro que José Manuel Toscano Pérez.

Toscano

José Manuel Toscano nace en Salteras, provincia de Sevilla. Un pueblo con una dedicación especial a la música y que la tiene como una de sus grandes señas de identidad. Concebir a Salteras hoy en día y desde hace una gran cantidad de años sin su música es imposible. José Manuel es el vivo ejemplo de ello. Criado musicalmente en la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora del Carmen, señala que su pasión por este arte se inició a la edad de 12 años cuando su vecino y director de la citada formación, Antonio Santos, se inició a darle clases. Antonio no fue solo su profesor sino que se convirtió en su referente desde siempre, por lo que tenía muy claro que terminaría también como director.

No fue hasta el año 1978 cuando ingresaría a formar parte como integrante de la Banda del Carmen. Lo hizo con la trompeta, el instrumento que siempre le ha acompañado en su caminar musical y del que hoy día es profesor titular del Conservatorio profesional del Música Francisco Guerrero de Sevilla. Y después de poco más de dos décadas, en 1999 se convierte en director. Un periplo que duró hasta 2007 y que fue una etapa brillante para la banda saltereña. Con él se grabaron varios discos, se llegó a un nivel musical increíble y consiguió un tercer premio en un certamen nacional de bandas en la localidad valenciana de Almassera. Incluso fue invitado por la Junta de Cantabria para que fuese la formación musical que diera una gira de conciertos por esta comunidad en su año Liebaniego.

Durante un momento en la Entrevista

Durante un momento en la Entrevista

Además de este periplo, José Manuel ha sido director de la Banda “Ciudad de Ayamonte” y ha dirigido a otras como “Tubamirum” de Cañete de las Torres (Córdoba), además de tener el honor de ser el único director civil que ha dirigido a la Banda Inmemorial del Rey en el Teatro Falla de Cádiz por tres años consecutivos. Aparte de la dirección, también ha formado parte como músico de la Banda del “Maestro Tejera” de Sevilla. Pero fue un corto periodo hasta que le propusieran dirigir a la “Banda de Música Nuestra Señora de la Victoria”. Decidió que quería volver a la batuta y desde hace unos años está trabajando con ella.

La destaca como una banda clásica, algo que se adecua a sus gustos musicales, ya que se considera un amante de este tipo de marchas, señalando que su marcha de referencia es “Soleá Dame la Mano”.

Para José Manuel Toscano, el nivel actual de las bandas es altísimo. El gran número de formaciones hace que cada día tantas y tantas como existen quieran superarse cada ensayo y en cada actuación. Aunque el principal motivo es que todas ellas cuentan en sus plantillas con músicos que tienen un gran nivel de estudios. Muchas de ellas poseen en sus filas a grandes maestros y profesionales, lo que sin duda hace que la calidad de éstas sea cada vez más elevado.

Fuentes:

– Texto propio elaborado a partir de la entrevista y de la Biografía del protagonista.

– Fotografía propia y extraída de la web de la Banda de Música Nuestra Señora de la Victoria de Sevilla.

– Vídeo propio elaborado y editado por Francisco José Ortega.