Pablo Ojeda, la música en todas sus vertientes

Si existe una persona con inquietud por conocer cualquier entresijo al que lleve la música, esa persona no es otra que Pablo Ojeda. Muchas cualidades le avalan pese a su juventud, que como no, el solo se ha ganado con su trabajo y su buen hacer.
 

Pablo OjedaPablo Ojeda Jiménez es natural de la localidad sevillana de “El Viso del Alcor”, donde nos cuenta el propio protagonista que inició sus estudios musicales gracias a unos talleres de verano en los que fue conociendo los instrumentos. Pablo sintió gran curiosidad por aprender a tocar alguno de ellos e ingresó poco más tarde en el Aula Municipal del pueblo vecino, Mairena del Alcor. Este no fue más que el desencadenante de lo que hoy es también su banda municipal. Fue en ese centro donde comenzó a aprender la destreza en el solfeo, así como a empezar a tocar algún instrumento como la flauta, hasta que finalmente accedió al Conservatorio.

Ha pasado bastante tiempo desde entonces y son ya dos años desde que Pablo finalizara sus estudios musicales en el Conservatorio Superior de Música en la especialidad instrumental de trompa. Aunque no obstante, eso no le impide seguir asistiendo a cursos de perfeccionamiento tanto de su instrumento como de dirección.

Pablo se considera un músico todoterreno en el sentido que hay que hacer de todo puesto que no hay posibilidad de tener un puesto estable de trabajo, por lo que siempre está preparado y dispuesto a tocar en las orquestas o bandas que le requieren, al igual que dirigirlas o incluso dando clases en diferentes escuelas de música. La vida de un músico de calle que en ningún momento se queda parado.

Dirigiendo ensayo

Pablo dirigiendo en el ensayo

Pablo ha sido un músico que ha conocido varias bandas de música. La primera de ellas como ya hemos adelantado aquí, fue la Banda Municipal de Mairena del Alcor donde se mantuvo durante 8 años y en la que ingresó gracias a su actividad como alumno en el Aula de Música de la misma localidad. Cuando cumple la mayoría de edad, se incorpora a la Banda de la Cruz Roja de Sevilla donde se encontró con compañeros de estudio y recaló durante un año y medio, hasta que posteriormente fue componente del “Carmen de Salteras” durante 6 años donde desempeñó las funciones de músico y la de subdirector en la última etapa. Actualmente, desde el año pasado 2012, comenzó a dirigir a la Banda de Música “Virgen de las Angustias” de Sanlúcar la Mayor, así como la dirección de la Escuela de Música de la “Hermandad de la Soledad” de la Algaba.

Además de toda esta labor desempeñada, Pablo no se conforma y es componente de la Orquesta Sinfónica del Aljarafe con la que se está recorriendo toda España, acompañando al Musical “Azabache”, un concierto de coplas conmemorativo al que ya se hiciera en Sevilla en el año 1992.

Su inquietud por la composición se inicia cuando era profesor de la Escuela de la Banda del Maestro Dueñas del Puerto de Santa María (Cádiz), que por iniciativa de la banda le pidieron que si podría componer alguna marcha para las hermandades que ellos acompañaban musicalmente y como experiencia nueva comenzó a hacer marchas para ellos. Cabe incluir marchas para una Coronación Canónica en Granada como las que hizo para el “Carmen de Salteras” como Madrugá Macarena.

Esta última marcha fue todo un fenómeno desde el momento de su estreno para todos los amantes de la música cofradiera. Pablo se muestra muy sorprendido porque desde que viese la luz son muchas las bandas que la interpretan y una gran cantidad de hermandades las que la incluyen en sus recorridos procesionales. La hizo por dedicarle una marcha a su banda, que pudiera tocar algo suyo pero se encontró con la circunstancia de que tenían un concierto en la Basílica de la Macarena, donde fue estrenada y a partir de ahí, como él mismo indica, la repercusión que tiene una banda como la de “El Carmen de Salteras” hizo muchísimo para que la difusión y el conocimiento de la marcha fuera rapidísimo, del cual se muestra muy agradecido.

Partitura Madrugá Macarena

Partitura de Madrugá Macarena

En estos momentos se encuentra inmerso en la elaboración de una marcha procesional para una Hermandad de Jaén. Pero no podrán ser más por el momento por el poco tiempo que tiene para dedicarse de lleno a elaborarlas, aunque no duda en componer más cuando realmente pueda ponerse cien por cien a ello, ya que se considera que no es una persona de hacer las cosas a la ligera sino que todo requiere su estudio armónico, sintáctico y analítico.

Considera que existe un buen nivel en la composición gracias al buen trabajo de muchas personas y existen marchas nuevas de mucha calidad. En este mundo de la composición, el nivel depende un poco de todos, no solo de compositor, también de los directores y hermandades que son los que se encargan de elaborar los repertorios y son los que tienen que elegir o desechar las marchas que se pueden y vana interpretar. Como nivel musical está muy alto porque son muchos los profesionales que se aventuran a la composición y lo hacen de manera muy satisfactoria. Sus referentes son compositores de marchas de corte clásico-alegre como Pedro Morales, Pedro Braña o Pedro Gámez. Sin olvidar a Farfán.

En cuanto a la dirección comenzó por cursillos y compañeros que eran ya directores de bandas, comenzando a entrarle el gusanillo y la curiosidad de ir a más. Actualmente se encuentra dirigiendo a “Las Angustias de Sanlúcar la Mayor, un puesto que le llegó por sorpresa ya que no tenía ninguna vinculación con la banda, nunca había tocado con ella y tampoco conocía a nadie que perteneciera a ella. Gracias a conocidos en común se pusieron en contacto con él, la banda buscaba a una persona joven, en su etapa final de estudios, conocedor del mundo cofrade y con claros conocimientos de dirección, con lo que fue el elegido para sustituir al antiguo director que por asuntos personales tuvo que abandonar la batuta.

Fuentes:

– Texto propio elaborado a raíz de la entrevista con el protagonista y conocimiento previo.

– Fotos propias elaboradas el día de la entrevista.

– Vídeo propio, elaborado y editado por Francisco José Ortega López.