El Carmen de Salteras, allí donde la música es pasión

Años de historia y reconocimiento, músicos cualificados y profesionales, una milenaria serie de actuaciones, premios internacionales, pero sobre todo, el amor, la amistad, el gusto por el buen trabajo, la dedicación y la pasión por la música hacen que “El Carmen de Salteras” sea actualmente una de las formaciones musicales más consideradas.

Entrada Academia

Allá por 1928, mientras Sevilla se preparaba para su Exposición Iberoamericana, veían la luz los primeros estatutos de la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora del Carmen de Salteras. Reunidos alrededor de la figura de Manuel Chico Morales, su primer presidente y director artístico, los veintiséis integrantes de la banda de música no tuvieron unos inicios fáciles. Los primeros instrumentos llegaron del vecino pueblo de Albaida del Aljarafe, al haberse disuelto su banda. Para pagarlos y completar el instrumental y uniforme, hubo que dejar como fondo la totalidad del importe de los primeros contratos e incluso, para reducir gastos, los desplazamientos se efectuaban a pie, y de este modo iban a los pueblos cercanos e incluso venían a Sevilla.

La labor formativa ha sido primordial en esta Sociedad del Carmen y, cuando en 1980 toma la dirección José Antonio Santos Herrera, se intensifica la educación musical de los alumnos, de quienes se nutre la mayoría de esta banda de música. Ya en nuestros días, en el año 2000 asume la dirección José Manuel Toscano Pérez, en cuyo periodo se inaugura la nueva Academia de Música, sede actual de la formación, que incluye aulas, salón de ensayo, archivo, sala de juntas y hasta su propio estudio de grabación.

La banda ha actuado en las distintas ciudades andaluzas, en procesiones y sobre los más representativos escenarios, como el Gran Teatro Falla de Cádiz, Teatro Darimelia de Jaén, Lope de Vega de Sevilla, Casa Colón en Huelva, Teatro Cervantes de Málaga, Isabel la Católica de Granada o Mezquita de Córdoba, entre otros. Lejos de Andalucía goza igualmente de un gran prestigio; así, fue elegida en el año 2006 por la Consejería de Cultura y Turismo de Cantabria para poner música a la celebración de su Año Jubilar Lebaniego, y en dicha región celebró una gira de conciertos al año siguiente.

Estatutos

Estatutos de la Sociedad

Gracias a su reconocido nivel interpretativo, ha gozado de numerosos galardones, como el primer premio en el I Certamen de Bandas de Música con Tambores y Cornetas que organiza Radio Nacional de España, en colaboración con la Diputación de Sevilla, en el año 1984. Fuera de nuestras fronteras, en 2007 alcanza el tercer lugar en el Certamen de Bandas de Música de Almàssera (Valencia). Finalmente, se puede destacar que en mayo de 2008 participa en el II Certamen Internacional de Bandas de Música de la Villa de La Sénia de Tarragona, obteniendo el segundo premio.

Desde sus comienzos, la Sociedad Filarmónica ha estado ligada a la Semana Santa Sevillana, actuando en las Cofradías de los Gitanos, Exaltación, San Benito, Siete Palabras, Jesús Despojado, Buen Fin, Estrella, Panaderos, Negritos, Amor, Esperanza de Triana o la Paz. En la actualidad acompaña a la Hiniesta, Santa Genoveva -dela que son además Hermanos de Honor-, Nuestro Padre Jesús de Salteras, Baratillo, Esperanza Macarena, La O, Santo Entierro de la Roda de Andalucía, Vera Cruz de Olivares y la Resurrección en Albaida del Aljarafe. En el periodo de Glorias disfrutan de sus característicos sones la Virgen de la Salud de San Isidoro, la Hiniesta Gloriosa, María Auxiliadora de Triana o la del Santo Rosario de la Macarena, además de su participación en el Corpus de Salteras o tras su Patrona la Virgen de la Oliva, alternándose con la otra formación musical hermana de la localidad.

Escudo de la banda

Escudo de “El Carmen”

Cuenta “El Carmen” a día de hoy con setenta y cinco componentes, con la incorporación de tambores y cornetas, que con su esfuerzo y entusiasmo mantienen a la banda en la exigente élite de la música para nuestra Semana Santa. Y, vistos los cimientos de la entidad, podemos asegurar complacidos que así ha de seguir siendo por mucho tiempo. “El Carmen” no sólo interpreta magníficamente las marchas procesionales, sino que de sus filas han surgido compositores que enriquecen el patrimonio musical de nuestras Hermandades. Éstos son los casos de su anterior Francisco Pizarro. También disfrutamos de las creaciones de sus músicos Francisco Javier Barbero y Jesús Joaquín Espinosa de los Monteros, Antonio David Rodríguez o el siempre recordado, querido y admirado, Manuel Cabalgante.

Del nivel actual de la formación dan fe, además de los acertados acompañamientos musicales en las Cofradías en que participa, los conciertos de obras no procesionales que ofrece. En ellos, en los últimos años se afrontan composiciones de extrema dificultad que suponen un reto a la capacidad de los músicos, que, como se puede comprobar, presentan un nivel técnico excelente.

Hace pocos días, Agustín López, Presidente del “Carmen de Salteras” me recibía amablemente para conocer mucho mejor los adentros de la banda. Hablando con él, ya te das cuenta de la dimensión que cobra esta formación musical. Saltereño y del Carmen de toda la vida, se siente orgulloso y muestra su satisfacción porque es consciente de la responsabilidad que conlleva ostentar el cargo que hoy día tiene y por la suerte, así lo califica, de poder pertenecer desde hace más de 30 años a este grupo de amigos que no tienen mayor vinculación que la música. Destaca el nivel de la banda como muy bueno, gracias al esfuerzo de todos los componentes y del gran trabajo realizado por su director “José Antonio Santos Salas” que le está infundiendo su carácter para que este nivel se mantenga o incluso, si aún cabe, se vea superado.

Agustín López Salteras

Agustín López en la dirección de la Academia

Agustín nos habla de su pueblo, Salteras, el cual no lo concibe sin su música. Se atreve a decir que si a Salteras le quitases su música, sería comparable a sacarla del mapa, ya que son más de un siglo de notas musicales gracias a las dos bandas de música que tiene. Es un pueblo conocido en toda la región andaluza e incluso fuera de las fronteras de nuestra comunidad. Son muchos los aficionados nacionales a la música los que conocen a este pueblo del aljarafe sevillano, gracias a su música.

En 32 años que lleva tocando detrás de muchos palios y de muchas cofradías, Agustín tiene innumerables momentos vividos que mantiene en su recuerdo. De entre todos, hay uno que destaca por encima de todo, aunque afortunadamente, ese recuerdo puede revivirlo cada año, cada Semana Santa, cada Madrugá y no es otro que la salida desde su Basílica de la Esperanza Macarena. Lo califica como un momento y sentimiento que solo puede llevarlo quien lo ha vivido realmente. Un espacio de tiempo en el que las agujas del reloj se paran y solo eres consciente de que estás ahí y miles de ojos y de oídos están pendiente de la simbiosis que se conjuga entre la Venerada Imagen de San Gil y la Música del Carmen de Salteras. Da igual que pasen los años y que la escena sea repetida, la emoción le surge cada año como algo nuevo que no ha vivido jamás y como se ha dicho antes, son ya 32 años viviendo y recreando la misma situación.

Para Agustín, no existe otra forma de mantener el nivel actual de la banda que el trabajo constante y la entrega en cada ensayo, cada actuación y cada emisión de sonido que sale del instrumento. No se admite a ningún componente bajar la guardia en ningún sentido, porque por mucha profesionalidad y mucho nivel que puedan tener, el trabajo y no creer nunca el escalón donde se está en cada momento, es la mayor clave del éxito. Por ello, sabe que la gente, la afición y los seguidores siempre van a esperar lo mejor de ellos, y no hay que permitirse el lujo de un retroceso, para que todos vean que “El Carmen” sigue adelante dando lo máximo o un poco más de sus posibilidades.

La Banda del Carmen es más que un grupo de músicos y de amigos. Como ellos mismos la califican, la unión que existe entre ellos y el tiempo tan elevado que pasan juntos la han hecho convertirse en una familia de la que nadie quiere desvincularse. Cada uno con su forma de ser, todo el que se acerque al “Carmen de Salteras” encontrará una forma de vida y de sentir diferente que se transmite solo estando con ellos, con “El Veneno del Carmen”.

Fuentes:

– Texto propio elaborado por documentación cedida por la banda, la entrevista al Presidente y conocimiento propio.

– Fotografías propias elaboradas en una noche de ensayo y en otra posterior entrevistando a Agustín López.

– Vídeo propio editado y elaborado por Francisco José Ortega López.

Anuncios

Pablo Ojeda, la música en todas sus vertientes

Si existe una persona con inquietud por conocer cualquier entresijo al que lleve la música, esa persona no es otra que Pablo Ojeda. Muchas cualidades le avalan pese a su juventud, que como no, el solo se ha ganado con su trabajo y su buen hacer.
 

Pablo OjedaPablo Ojeda Jiménez es natural de la localidad sevillana de “El Viso del Alcor”, donde nos cuenta el propio protagonista que inició sus estudios musicales gracias a unos talleres de verano en los que fue conociendo los instrumentos. Pablo sintió gran curiosidad por aprender a tocar alguno de ellos e ingresó poco más tarde en el Aula Municipal del pueblo vecino, Mairena del Alcor. Este no fue más que el desencadenante de lo que hoy es también su banda municipal. Fue en ese centro donde comenzó a aprender la destreza en el solfeo, así como a empezar a tocar algún instrumento como la flauta, hasta que finalmente accedió al Conservatorio.

Ha pasado bastante tiempo desde entonces y son ya dos años desde que Pablo finalizara sus estudios musicales en el Conservatorio Superior de Música en la especialidad instrumental de trompa. Aunque no obstante, eso no le impide seguir asistiendo a cursos de perfeccionamiento tanto de su instrumento como de dirección.

Pablo se considera un músico todoterreno en el sentido que hay que hacer de todo puesto que no hay posibilidad de tener un puesto estable de trabajo, por lo que siempre está preparado y dispuesto a tocar en las orquestas o bandas que le requieren, al igual que dirigirlas o incluso dando clases en diferentes escuelas de música. La vida de un músico de calle que en ningún momento se queda parado.

Dirigiendo ensayo

Pablo dirigiendo en el ensayo

Pablo ha sido un músico que ha conocido varias bandas de música. La primera de ellas como ya hemos adelantado aquí, fue la Banda Municipal de Mairena del Alcor donde se mantuvo durante 8 años y en la que ingresó gracias a su actividad como alumno en el Aula de Música de la misma localidad. Cuando cumple la mayoría de edad, se incorpora a la Banda de la Cruz Roja de Sevilla donde se encontró con compañeros de estudio y recaló durante un año y medio, hasta que posteriormente fue componente del “Carmen de Salteras” durante 6 años donde desempeñó las funciones de músico y la de subdirector en la última etapa. Actualmente, desde el año pasado 2012, comenzó a dirigir a la Banda de Música “Virgen de las Angustias” de Sanlúcar la Mayor, así como la dirección de la Escuela de Música de la “Hermandad de la Soledad” de la Algaba.

Además de toda esta labor desempeñada, Pablo no se conforma y es componente de la Orquesta Sinfónica del Aljarafe con la que se está recorriendo toda España, acompañando al Musical “Azabache”, un concierto de coplas conmemorativo al que ya se hiciera en Sevilla en el año 1992.

Su inquietud por la composición se inicia cuando era profesor de la Escuela de la Banda del Maestro Dueñas del Puerto de Santa María (Cádiz), que por iniciativa de la banda le pidieron que si podría componer alguna marcha para las hermandades que ellos acompañaban musicalmente y como experiencia nueva comenzó a hacer marchas para ellos. Cabe incluir marchas para una Coronación Canónica en Granada como las que hizo para el “Carmen de Salteras” como Madrugá Macarena.

Esta última marcha fue todo un fenómeno desde el momento de su estreno para todos los amantes de la música cofradiera. Pablo se muestra muy sorprendido porque desde que viese la luz son muchas las bandas que la interpretan y una gran cantidad de hermandades las que la incluyen en sus recorridos procesionales. La hizo por dedicarle una marcha a su banda, que pudiera tocar algo suyo pero se encontró con la circunstancia de que tenían un concierto en la Basílica de la Macarena, donde fue estrenada y a partir de ahí, como él mismo indica, la repercusión que tiene una banda como la de “El Carmen de Salteras” hizo muchísimo para que la difusión y el conocimiento de la marcha fuera rapidísimo, del cual se muestra muy agradecido.

Partitura Madrugá Macarena

Partitura de Madrugá Macarena

En estos momentos se encuentra inmerso en la elaboración de una marcha procesional para una Hermandad de Jaén. Pero no podrán ser más por el momento por el poco tiempo que tiene para dedicarse de lleno a elaborarlas, aunque no duda en componer más cuando realmente pueda ponerse cien por cien a ello, ya que se considera que no es una persona de hacer las cosas a la ligera sino que todo requiere su estudio armónico, sintáctico y analítico.

Considera que existe un buen nivel en la composición gracias al buen trabajo de muchas personas y existen marchas nuevas de mucha calidad. En este mundo de la composición, el nivel depende un poco de todos, no solo de compositor, también de los directores y hermandades que son los que se encargan de elaborar los repertorios y son los que tienen que elegir o desechar las marchas que se pueden y vana interpretar. Como nivel musical está muy alto porque son muchos los profesionales que se aventuran a la composición y lo hacen de manera muy satisfactoria. Sus referentes son compositores de marchas de corte clásico-alegre como Pedro Morales, Pedro Braña o Pedro Gámez. Sin olvidar a Farfán.

En cuanto a la dirección comenzó por cursillos y compañeros que eran ya directores de bandas, comenzando a entrarle el gusanillo y la curiosidad de ir a más. Actualmente se encuentra dirigiendo a “Las Angustias de Sanlúcar la Mayor, un puesto que le llegó por sorpresa ya que no tenía ninguna vinculación con la banda, nunca había tocado con ella y tampoco conocía a nadie que perteneciera a ella. Gracias a conocidos en común se pusieron en contacto con él, la banda buscaba a una persona joven, en su etapa final de estudios, conocedor del mundo cofrade y con claros conocimientos de dirección, con lo que fue el elegido para sustituir al antiguo director que por asuntos personales tuvo que abandonar la batuta.

Fuentes:

– Texto propio elaborado a raíz de la entrevista con el protagonista y conocimiento previo.

– Fotos propias elaboradas el día de la entrevista.

– Vídeo propio, elaborado y editado por Francisco José Ortega López.

Al mando de la batuta de Manuel Jesús Ramos

Casi con exclusiva dedicación, Manuel Jesús Ramos ha encontrado en la música una forma de vida que desde pequeño le fue inculcada por sus padres y que ahora resulta inseparable para él. Sin plantearse metas, solo ve en su futuro una escalada constante en este mundo tan complicado pero a la vez, tan bello.

Manuel Jesús

Manuel Jesús Ramos Rodríguez nace en Albaida del Aljarafe, una pequeña localidad de la provincia de Sevilla, el 17 de febrero de 1991. Es en ella donde inicia sus estudios a la temprana edad de 8 años, coincidiendo con la apertura del Aula Municipal de Música. A la misma par, también recibe clases en la escuela que la Banda del Carmen de Salteras tiene en su academia, donde desde hace muchísimos años, prepara a sus alumnos para convertirlos en posteriores músicos de la formación.

Manuel Jesús nos cuenta que fueron sus padres quienes le enfocaron la música como un buen camino a seguir. Él no dudó en tomarlo y descubrió que con ella encontraría una dedicación para toda la vida. A sus 22 años, no ha cambiado un ápice este pensamiento que está más vivo que nunca.

Una vez terminada la etapa del Grado Elemental con 11 años, realiza la prueba de acceso a Grado Medio en el Conservatorio Profesional de Música Cristobal de Morales en Sevilla dónde ingresaría bajo la tutela de Manuel Rebollo Orden en la especialidad instrumental de trombón, un instrumento que escogió desde el primer día que empezó a dedicarse a la música, y fue gracias a un muestrario que realizaron en el Aula de Música de su pueblo. Se sintió identificado con él y le llamó bastante la atención, algo que le agradó bastante, lo que le hizo decantarse por este instrumento de viento-metal. Una etapa que duraría 6 años hasta que se enfrenta a la prueba del Grado Superior que superaría con la segunda mejor calificación de toda Andalucía y donde se encuentra en este momento, cursando el tercer curso con el Catedrático de Trombón, Daniel Alberola Vidal. A esta ya gran formación hay que añadir una infinidad de cursos adicionales de trombón y dirección, que le han ayudado a acrecentar su nivel musical.

Manuel Jesús nos presenta su familia de instrumentos

Manuel Jesús nos presenta su familia de instrumentos

Pero sin duda, Manuel Jesús no se queda en él, y busca algo más, un nuevo camino para poder mirar hacia otros horizontes que le puedan abrir nuevas puertas en el difícil mundo de la música. A mediados de su etapa de Grado Medio, empieza a llamarle la atención la actividad de director. No consigue dar una explicación exacta del por qué de esta inquietud por la batuta, solo que iba en constante crecimiento. Al ser una persona muy observadora se fija en todos los detalles de los directores que ha tenido enfrente e indagar en vídeos por internet la manera de conducir a las orquestas de los mejores. Señala a Simon Rattle, Claudio Abbado y Ferrer Ferrán, que actualmente es su tutor en la dirección, como los más destacados para él y en quienes más se fija a la hora de adquirir conocimientos y destreza. Gracias a su inquietud y a estos grandes maestros, cuando consigue su título profesional de música no dudó en meterse de lleno en el mundo de la dirección.

De los antes citados, nos destaca lo que para él son sus mayores virtudes. De Claudio Abbado revela su elegancia, con la que consigue tener en todo momento a la orquesta en su mano, convirtiéndola en un auténtico instrumento de personas. De Simon Rattle ensalza su técnica gestual y su postura delante de la orquesta atreviéndose a calificarlo como los mejores del mundo. Otro que nombra es Gustavo Dudamel, de quien hace constancia de su fuerza. Obviamente el desarrolla su propio estilo y las directrices inculcadas por Ferrer Ferrán desde hace varios años pero sin perder de vista a estos verdaderos maestros de quienes hay que sacar lo mejor de cada uno.

Su trayectoria como director comienza en el año 2009 cuando le ofrecen hacerse cargo de la batuta de la Asociación Filarmónica y Cultural de su pueblo, Albaida del Aljarafe, en el que se mantuvo durante dos años en los que pudo ver por primera vez y comprobar de primera mano que era dirigir a una banda de música, adquiriendo una experiencia y una base que hoy agradece, además durante ese periodo también compaginó el cargo de Presidente de la formación. Actualmente ostenta la subdirección de la Sociedad Filarmónica del Carmen de Salteras que está al mando de José Antonio Santos Salas.

Uno de sus guiones de dirección

Uno de sus guiones de dirección

Sus metas más inmediatas se establecen en culminar su especialización instrumental de trombón y una vez obtenida ingresar de nuevo en el Conservatorio Superior Manuel Castillo de Sevilla en la modalidad de dirección. Manuel Jesús es también un amante de la Semana Santa y de su música y hace un llamamiento para que la dirección de banda de música se convierta en una cátedra. España es un país muy nutrido de estas formaciones y existe muchísima gente que se dedica a ello, pudiendo cubrir una gran cantidad de puestos de trabajo y garantizando una profesionalidad en todos y cada uno de los directores que se ponen al frente de una banda.

Destaca el nivel actual de las bandas de música como bastante bueno, aunque dependiendo también del lugar donde vayas. No todas las bandas de música centran su atención en el mismo ámbito. En este sentido, las formaciones de la comunidad valenciana las califica como muy profesionales y muy diferentes a las de nuestra zona andaluza. Son bandas que se dedican íntegramente y durante todo el año al montaje de obras mientras que aquí nos dedicamos más a lo cofrade, dando una de cal y otra de arena, viviendo entre obras y marchas procesionales. En cuanto al nivel de la dirección, señala que en contadas ocasiones el director se encuentra por encima del nivel de la banda en cuanto a la técnica y a la hora de mostrarse ante el público. Además considera que se puede estar llegando a un momento de profesionalización de las bandas de música puesto que muchos músicos que ya acabaron sus estudios y que unos años atrás comenzaron en éstas, vuelven a ellas con motivo de tantísima crisis que les impide encontrar acomodo en cualquier otro lugar, lo que está llevando a que el nivel se esté elevando muchísimo.

Su estilo de marcha profesional lo enmarca en el clásico-fúnebre, siempre sin desmerecer a lo alegre con fundamento. Marchas como Amarguras, Virgen del Valle, Soleá Dame la Mano, Saeta Cordobesa, Margot, entre otras muchas figuran entre sus preferidas. Algunas actuales como Hossana in Excelsis, Virgen de la Hiniesta, Valle de Sevilla o La Sangre y la Gloria también merecen especial atención.

Después de conocerlo como instrumentista y director, nos indicó que también le está entrando curiosidad por el mundo compositivo teniendo claramente definido una futura marcha procesional en cuanto al estilo y alguna composición dedicada con especial relevancia a su instrumento. Algo que tiene en mente y que no descarta en el momento que pueda dedicarse íntegramente a la composición.

Fuentes:

– Texto propio elaborado a partir de la entrevista con Manuel Jesús Ramos Rodríguez

– Fotos propias tomadas el día de la entrevista

– Vídeo propio elaborado y editado por Francisco José Ortega López

Comienzo muy prometedor de Antonio David Rodríguez

Tan solo una marcha le ha bastado a este joven músico y compositor de Lora del Río para que todos los adeptos de la música cofrade ansiemos la llegada de una nueva composición. Reina de la O ha sido la primera de muchas marchas de procesión que van a ver la luz en partituras de Antonio David Rodríguez.

DSCF6550

Antonio David Rodríguez es natural de la localidad sevillana de Lora del Río y nace el 29 de enero de 1994. Pese a su juventud y a su corta trayectoria musical son muchos los aficionados a la música procesional y no tan dentro de este ámbito los que admiran a este músico. Desde pequeño tuvo claro que quería apostar por la música y todo le sobrevino gracias a la Semana Santa, que se convirtió en su principal fuente de motivación. Aparte de este, fueron muchos los indicios que le aseguraban que su vida estaría dedicada a la música. Recuerda como desde los cuatro años empezó a ver los desfiles procesionales y con ellos, todas las bandas que ponían los sonidos detrás de ellos. Tanto fue su apego, que con esa misma edad ingresó en la Banda de Cornetas y Tambores de su pueblo (Lora del Río) tocando el tambor y donde tuvo una corta estancia de tan solo un año pero que le sirvió para aprender a desfilar y conocer el mundo de las bandas de música. Poco tiempo después, relata cómo viendo una nueva cofradía le señaló a su padre un instrumento que le acompaña en la actualidad allá adonde se mueve. Ese instrumento no es otro que su inseparable clarinete.

Antonio David comienza sus estudios en su localidad natal de mano del profesor “Juan Carlos García Mora” lo que le catapultó a formar parte de la Banda de Música con tan solo dos años de estudios. Comenzó como clarinete 3º lo que no le impidió en poco tiempo convertirse en voz principal. Una vez terminado los estudios elementales con la máxima calificación, ingresa en Grado Medio donde ha terminado recientemente con Matrícula de Honor en su modalidad instrumental. Actualmente, Antonio David es miembro de la “Sociedad Filarmónica Nuestra Señora del Carmen de Salteras” y ha participado en diversas orquestas como la “Orquesta Sinfónica Joven de Córdoba”, “Filarmonía Leo Brouwer” o la “Orquesta de Salzburgo”.

Antonio David junto al piano

Antonio David junto al piano

Considera la interpretación de la música con su clarinete como su gran pasión pero admite otras inquietudes como la composición, que la atribuye como una de sus metas ya que le aporta gran satisfacción y orgullo y no descarta estudiar una especialización más avanzada de esta cualidad para poder compaginarla con la interpretación.

Fue la pasada cuaresma cuando Antonio David se estrena como compositor de marchas procesionales, y concretamente, en la Parroquia de Nuestra Señora de la O situada en la sevillana Calle Castilla del Barrio de Triana. Un concierto que su “Banda del Carmen” ofreció en honor de esta hermandad. La marcha dedicada a la imagen dolorosa de esta hermandad trianera se titula, “Reina de la O” y se puede decir que el estreno fue apoteósico con una iglesia abarrotada y volcada cuando finalizó la interpretación, arrancando en un gran estruendo de aplausos que provocó la emoción del compositor. Él mismo asegura que su marcha ofrecía un cierto nivel y que era de buena calidad pero no esperaba la gran aceptación que tuvo desde su estreno, algo que sin duda, le provoca una gran alegría y que le sirve como motivación y empuje para crear nuevas marchas y composiciones para el disfrute de todo aficionado.

Su mayor impulso para componer la marcha fue su amor a la Semana Santa y a las ganas de adentrarse y abrirse paso en el mundo compositivo. Cuenta que la dedicación de su marcha a la Virgen de la O fue porque desde el primer día que comenzó a formar parte de “El Carmen de Salteras” fue una Hermandad que le llamó la atención por el magnífico trato que dispensa a todo el que se acerca a ella, teniendo a gente muy cercana y que reciben a los compositores con los brazos abiertos.

No ve una clave definida para el éxito pero si transmite que sin trabajo principalmente y por supuesto, sin una buena capacidad inventiva sería muy complicado poder dedicarse a la composición. Añade además que también es difícil coincidir en el gusto, no todo lo que te guste a ti puede o tiene que gustar a los demás, pero siempre guardando buenas dotes de calidad es más fácil llegar al éxito y a  los oyentes.

Antonio David anuncia que está trabajando en nuevos proyectos y espera en el próximo año poder sacar otra marcha, con la que espera tener la misma aceptación que ha tenido “Reina de la O” sin bajar ni un ápice la calidad y la musicalidad que han caracterizado a su primera composición. Así que solo queda esperar para poder disfrutar de una nueva marcha de Antonio David Rodríguez.

Fuentes:

– Texto propio elaborado a partir de la entrevista realizada a Antonio David Rodríguez

– Fotos propias

– Vídeo propio y elaborado por Francisco José Ortega López

La música nace en Salteras

Si existe un lugar donde la música -el arte de combinar los sonidos con el tiempo- cobra una magnitud diferente, una dimensión que traspasa los límites de lo atrayente, es Salteras. Un pueblo entregado para ella, que lleva viviendo a su lado desde hace más de un siglo. La Escuela de Música del Carmen es el vivo ejemplo de ello, donde infinidad de niños pasan a diario para adquirir las bases y conocimientos necesarios para convertirse en grandes músicos.

Azulejo de la Escuela

La Escuela de música de la Sociedad Filarmónica de Nuestra Señora del Carmen de Salteras comenzó a funcionar hace cuatro años, justo en el curso 2009/2010. Fue gracias a la iniciativa del director de la banda por aquel entonces, Francisco Pizarro, y del subdirector, Manuel Cabalgante, dos personas apasionadas por la música que quisieron dar un giro radical al aula que ya existía en la formación saltereña.

Aida Naranjo, su directora actual, destaca que siempre ha existido formación pedagógica en “El Carmen de Salteras”. Desde hace muchísimos años se le brinda a sus futuros músicos, clases de Lenguaje Musical y especialización en un instrumento, según las necesidades en ese momento, para que pudieran formar parte y ser integrantes de la misma. Actualmente, la escuela está más especializada y existe un organigrama de profesores mucho más selectivo y enmarcado en cada una de las ofertas que tiene la escuela para que los alumnos tengan una formación más integrada.

Clase de Música y movimiento

Clase de Música y movimiento

El objetivo principal de la escuela es dar una educación musical de calidad a toda persona que quiera obtener una formación educativa sostenida en los valores del respeto y la comunicación. Uno de los más importantes es hacer formar parte de la vida del alumnado a la música como una actividad lúdica y divertida en la cual la constancia y el estudio sean fundamentales para su progresión.

Se ofertan gran variedad de clases instrumentales, principalmente en las especialidades de viento y percusión, aptas para todas las edades. Los estudios están encaminados para la preparación de la prueba de grado profesional de conservatorio de música, si el alumno lo desease, y para la creación de músicos que en un futuro podrán formar parte de la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora del Carmen de Salteras. Para ello recibirán clases de instrumento y lenguaje musical principalmente.

Actualmente y después de cuatro años de existencia, en la Escuela hay dos niveles iniciales de “música y movimiento” y cuatro de “lenguaje musical” . Cuenta con una nómina de 11 profesores de todas las especialidades instrumentales tanto de viento-madera y viento-metal. Además de esto, se puede cursar la modalidad de piano que es la más solicitada entre los alumnos y percusión. Una modalidad más es la de Canto que cuenta también con su propio profesor y que Aida la destaca como muy importante puesto que ayuda mucho a mejorar la afinación y la respiración a los alumnos que se especializan en instrumentos de viento.

Alumno en clase de clarinete

Alumno en clase de clarinete

La evolución de la escuela ha sido muy positiva tanto en número de alumnos como en materias ofertadas por la misma. Así la escuela comenzó en su primer curso con 30 alumnos y ha conseguido llegar actualmente hasta 86, con lo que la progresión ha sido muy buena. En ese primer curso solo se contaba con las modalidades de “música y movimiento”, “lenguaje musical” y algunas especialidades instrumentales, destacando entre el alumnado, el clarinete y el piano. Una gran iniciativa se tuvo estando ya en el tercer año de existencia cuando se comienzan a impartir como asignatura grupal, “clases de banda”, algo que motivó muchísimo a todos los niños, sobre todo cuando tocaban marchas de Semana Santa. Los alumnos sentían algo especial cuando se sentaban en el mismo asiento, mirando hacia el mismo atril que los músicos de su banda grande, “El Carmen de Salteras” e incluso en la Festividad de la Virgen del Carmen celebrada a mediados del mes de julio, ambas formaciones se fusionan tocando juntas, lo que sin duda se convierte en algo muy bonito y en el culmen para los alumnos. Además de esta asignatura grupal, cabe la posibilidad que a partir del próximo curso se desarrolle una nueva muy demandada por los padres, como es Coro, ya que muchos de los alumnos participan en ellos pero no tienen una formación académica adecuada que les ayude a mejorar en este sentido. Esta asignatura ayudaría, aparte de aumentar el nivel musical, a los niños más pequeños que aún no tienen la posibilidad de formar parte de la banda de la escuela, a tener valores de colectividad, de conjunto, compañerismo y afinación entre ellos.

Algunas fotografías de sus actuaciones

Algunas fotografías de sus actuaciones

Las motivaciones de los alumnos son diversas, entre ellas destaca la de aquellos que han escogido instrumentos de vientos, que tienen la posibilidad de pertenecer en un futuro a la “Banda del Carmen”. Otra motivación es la de seguir aumentando conocimientos y desarrollar una mayor especialización continuando sus estudios en el Grado Medio.

La música es una modalidad que atrae y gusta bastante a todos los niños porque engloba muchísimos valores como el compañerismo y en ella se pueden encontrar a grandes amigos. Además de ello, pueden expresar, vivir y sentir mediante un instrumento algo que ellos cantan, entonan y escuchan en diferentes momentos. A pesar de ello, la música es un arte muy duro porque necesita de muchísimo esfuerzo, constancia y sacrificio si de verdad quieres llegar a ser un gran profesional. Aún así, el esfuerzo, como en todas las materias se ve recompensado cuando el trabajo que has ido madurando sale a la perfección consiguiendo esa sensación de gratitud hacia ti mismo y pudiendo llevar la magia que tienen los sonidos a todos los demás.

Venir a la Escuela de Música “Manuel Cabalgante” de la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora del Carmen de Salteras, es adentrarse en un grupo lleno de sentimientos, de compañerismo y de valores que hacen que el pertenecer a ella te dejen un sabor tan especial que jamás se te podrá borrar. Sentir lo que se siente en “El Carmen de Salteras” es todo un privilegio y ver a los niños como se les ilumina la cara cuando llegan a la academia y sienten el escudo como aquel que lleva más de treinta años formando parte de esta banda, es algo tan gratificante que no hay nombre para definirlo.

Fuentes:

– Texto propio elaborado a partir de la entrevista con la directora y profesores, documentación de su página web y conocimientos propios.

– Fotos propias de la Academia de la Escuela

– Vídeos propios elaborados y editados por Francisco José Ortega López bajo permiso firmado de los padres para la difusión de las imágenes.

Jesús Joaquín Espinosa, un compositor para deleitarse

A pocos días de cumplir 24 años, Jesús Joaquín Espinosa de los Monteros Pérez se ha convertido por mérito propio en uno de los compositores más prometedores y seguidos del panorama musical cofrade. Sus marchas han calado muy de lleno en todos y cada uno de los que viven un poco más adentro este arte musical.

Director Bienmesuena

Jesús Joaquín Espinosa es Natural de la localidad sevillana de Estepa y nace el 23 de junio del año 1989. Este joven músico de la Campiña se declara un auténtico enamorado de la música, tanto es así que su pasión por ella nace cuando apenas tiene tiempo para concebir lo que son los sonidos. Desde muy pequeño, tenía la muy temprana edad de 5 años, sentía gracias a su hermano Isidoro -que tocaba el clarinete en la banda municipal de su pueblo- una gran atracción hacia lo que éste hacía. Cuenta que se pegaba a él en todo momento para escucharle y saciar esas ganas de música que le sobrevenían. Su pensamiento a partir de ahí, fue que tenía que dedicarse a la música y nos damos cuenta que casi 20 años después no ha cambiado de parecer y se está convirtiendo en un músico de una alta consideración.

Tan grande es su amor hacia este arte, que no dudó ni un instante en dejar familia, amigos y su pueblo a un lado y venir a vivir a la capital para poder entrar en el Conservatorio, aún con una corta edad. No le ve límites a su música, es algo que lleva tan arraigado que siempre buscará disfrutar con ella. El hecho de estar en Sevilla también le condujo a poder satisfacer uno de los sueños que tenía de pequeño, ingresar en la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora del Carmen de Salteras. La cercanía que existe entre la capital y esta localidad del Aljarafe sevillano le pusieron de cara el ingreso en esta afamada formación.

Jesús Joaquín se puede decir que es un músico todoterreno, polivalente, siente curiosidad por todos los ámbitos y gracias a ello se ha convertido no solo en músico y compositor, sino que también tiene al mando de su batuta, a la Banda de Música Bienmesuena de “El Saucejo”. Como cofrade, lo refleja en su satisfacción al reconocer que una de sus mayores experiencias las ha vivido al acompañar año tras año a numerosos palios de Sevilla, en su discurrir por la capital, cuando realizan sus Estaciones Penitenciales a la Santa Iglesia Catedral. Pero sobre todo, cuando aparte de acompañar a estos palios, suenan sus marchas interpretadas por su propia banda. Lleno de nervios vivió cuando el Director le dijo que se tocaría una de sus marchas en “La Campana”, lleno de nervios y emoción no fue capaz de hacer sonar su clarinete en los primeros compases.

Algunas partituras de sus marchas

Algunas partituras de sus marchas

Jesús Joaquín se inició en la composición con 14 años, y podemos decir que fue de mera casualidad. Un hermano de su hermano Isidoro escuchó una marcha que tenía compuesta y guardada en su ordenador y fue quien le dio el paso a que esa composición viese la luz. Se estrenó cuando tenía 15 años y fue dedicada a la Hermandad del Dulce Nombre de Estepa, una marcha titulada “Al cielo la Paz”.

Tras esta composición, han venido muchísimas, desde “A mi Dolorosa Coronada” dedicada a la Virgen de los Dolores del Santo Entierro de la Roda de Andalucía, hasta “Siempre la Esperanza”, que lo está para la Esperanza de Triana, pasando por supuesto por “La Caridad del Arenal”, “Y en Triana la O” o “Virgen de la Hiniesta” dedicada a la imagen dolorosa de la Parroquia de San Julián de Sevilla. Esta última la considera su marcha especial por llevar el nombre de una Virgen de gran devoción y cariño para él. Sus marchas han evolucionado en calidad, en armonía y en el trabajo en ellas.

Sorprendido por la gran acogida de sus marchas, se congratula y le llena de orgullo que sean numerosas bandas y en todos los puntos de Andalucía donde se interpreten y se puedan escuchar sus composiciones. Algo que no esperaba y que no imaginaba que pudiera llegar pero estando en el momento que le ha traído esta pasión, no le pone límites a lo que un día comenzó como una afición.

Jesús Joaquín parece estar tomándose un tiempo en ofrecer una nueva composición, pero nada más lejos de la realidad. En septiembre de este año en el que vivimos volverá a regalarnos una nueva marcha, dedicada a la Virgen de la Paz de su pueblo, curiosamente a la misma que le compuso su primera marcha que saldrá en Procesión Extraordinaria por su XXV Aniversario.

Sin duda, es una composición muy esperada por todos los amantes de la música cofrade, porque como él mismo anuncia, aunque se esté tomando un respiro, no va a dejar esto a un lado y seguirá trabajando para que sus composiciones sigan ganando en calidad y puliendo sin cesar un amor y una dedicación que lleva a gala y que con él, vivirá siempre.

Fuentes: 

– Texto propio elaborado a partir de la entrevista con el protagonista

– Foto propia y extraída de la Web de la Banda de Música Bienmesuena

– Vídeo propio y elaborado por Francisco José Ortega López