La música nace en Salteras

Si existe un lugar donde la música -el arte de combinar los sonidos con el tiempo- cobra una magnitud diferente, una dimensión que traspasa los límites de lo atrayente, es Salteras. Un pueblo entregado para ella, que lleva viviendo a su lado desde hace más de un siglo. La Escuela de Música del Carmen es el vivo ejemplo de ello, donde infinidad de niños pasan a diario para adquirir las bases y conocimientos necesarios para convertirse en grandes músicos.

Azulejo de la Escuela

La Escuela de música de la Sociedad Filarmónica de Nuestra Señora del Carmen de Salteras comenzó a funcionar hace cuatro años, justo en el curso 2009/2010. Fue gracias a la iniciativa del director de la banda por aquel entonces, Francisco Pizarro, y del subdirector, Manuel Cabalgante, dos personas apasionadas por la música que quisieron dar un giro radical al aula que ya existía en la formación saltereña.

Aida Naranjo, su directora actual, destaca que siempre ha existido formación pedagógica en “El Carmen de Salteras”. Desde hace muchísimos años se le brinda a sus futuros músicos, clases de Lenguaje Musical y especialización en un instrumento, según las necesidades en ese momento, para que pudieran formar parte y ser integrantes de la misma. Actualmente, la escuela está más especializada y existe un organigrama de profesores mucho más selectivo y enmarcado en cada una de las ofertas que tiene la escuela para que los alumnos tengan una formación más integrada.

Clase de Música y movimiento

Clase de Música y movimiento

El objetivo principal de la escuela es dar una educación musical de calidad a toda persona que quiera obtener una formación educativa sostenida en los valores del respeto y la comunicación. Uno de los más importantes es hacer formar parte de la vida del alumnado a la música como una actividad lúdica y divertida en la cual la constancia y el estudio sean fundamentales para su progresión.

Se ofertan gran variedad de clases instrumentales, principalmente en las especialidades de viento y percusión, aptas para todas las edades. Los estudios están encaminados para la preparación de la prueba de grado profesional de conservatorio de música, si el alumno lo desease, y para la creación de músicos que en un futuro podrán formar parte de la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora del Carmen de Salteras. Para ello recibirán clases de instrumento y lenguaje musical principalmente.

Actualmente y después de cuatro años de existencia, en la Escuela hay dos niveles iniciales de “música y movimiento” y cuatro de “lenguaje musical” . Cuenta con una nómina de 11 profesores de todas las especialidades instrumentales tanto de viento-madera y viento-metal. Además de esto, se puede cursar la modalidad de piano que es la más solicitada entre los alumnos y percusión. Una modalidad más es la de Canto que cuenta también con su propio profesor y que Aida la destaca como muy importante puesto que ayuda mucho a mejorar la afinación y la respiración a los alumnos que se especializan en instrumentos de viento.

Alumno en clase de clarinete

Alumno en clase de clarinete

La evolución de la escuela ha sido muy positiva tanto en número de alumnos como en materias ofertadas por la misma. Así la escuela comenzó en su primer curso con 30 alumnos y ha conseguido llegar actualmente hasta 86, con lo que la progresión ha sido muy buena. En ese primer curso solo se contaba con las modalidades de “música y movimiento”, “lenguaje musical” y algunas especialidades instrumentales, destacando entre el alumnado, el clarinete y el piano. Una gran iniciativa se tuvo estando ya en el tercer año de existencia cuando se comienzan a impartir como asignatura grupal, “clases de banda”, algo que motivó muchísimo a todos los niños, sobre todo cuando tocaban marchas de Semana Santa. Los alumnos sentían algo especial cuando se sentaban en el mismo asiento, mirando hacia el mismo atril que los músicos de su banda grande, “El Carmen de Salteras” e incluso en la Festividad de la Virgen del Carmen celebrada a mediados del mes de julio, ambas formaciones se fusionan tocando juntas, lo que sin duda se convierte en algo muy bonito y en el culmen para los alumnos. Además de esta asignatura grupal, cabe la posibilidad que a partir del próximo curso se desarrolle una nueva muy demandada por los padres, como es Coro, ya que muchos de los alumnos participan en ellos pero no tienen una formación académica adecuada que les ayude a mejorar en este sentido. Esta asignatura ayudaría, aparte de aumentar el nivel musical, a los niños más pequeños que aún no tienen la posibilidad de formar parte de la banda de la escuela, a tener valores de colectividad, de conjunto, compañerismo y afinación entre ellos.

Algunas fotografías de sus actuaciones

Algunas fotografías de sus actuaciones

Las motivaciones de los alumnos son diversas, entre ellas destaca la de aquellos que han escogido instrumentos de vientos, que tienen la posibilidad de pertenecer en un futuro a la “Banda del Carmen”. Otra motivación es la de seguir aumentando conocimientos y desarrollar una mayor especialización continuando sus estudios en el Grado Medio.

La música es una modalidad que atrae y gusta bastante a todos los niños porque engloba muchísimos valores como el compañerismo y en ella se pueden encontrar a grandes amigos. Además de ello, pueden expresar, vivir y sentir mediante un instrumento algo que ellos cantan, entonan y escuchan en diferentes momentos. A pesar de ello, la música es un arte muy duro porque necesita de muchísimo esfuerzo, constancia y sacrificio si de verdad quieres llegar a ser un gran profesional. Aún así, el esfuerzo, como en todas las materias se ve recompensado cuando el trabajo que has ido madurando sale a la perfección consiguiendo esa sensación de gratitud hacia ti mismo y pudiendo llevar la magia que tienen los sonidos a todos los demás.

Venir a la Escuela de Música “Manuel Cabalgante” de la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora del Carmen de Salteras, es adentrarse en un grupo lleno de sentimientos, de compañerismo y de valores que hacen que el pertenecer a ella te dejen un sabor tan especial que jamás se te podrá borrar. Sentir lo que se siente en “El Carmen de Salteras” es todo un privilegio y ver a los niños como se les ilumina la cara cuando llegan a la academia y sienten el escudo como aquel que lleva más de treinta años formando parte de esta banda, es algo tan gratificante que no hay nombre para definirlo.

Fuentes:

– Texto propio elaborado a partir de la entrevista con la directora y profesores, documentación de su página web y conocimientos propios.

– Fotos propias de la Academia de la Escuela

– Vídeos propios elaborados y editados por Francisco José Ortega López bajo permiso firmado de los padres para la difusión de las imágenes.

Anuncios