Jesús Joaquín Espinosa, un compositor para deleitarse

A pocos días de cumplir 24 años, Jesús Joaquín Espinosa de los Monteros Pérez se ha convertido por mérito propio en uno de los compositores más prometedores y seguidos del panorama musical cofrade. Sus marchas han calado muy de lleno en todos y cada uno de los que viven un poco más adentro este arte musical.

Director Bienmesuena

Jesús Joaquín Espinosa es Natural de la localidad sevillana de Estepa y nace el 23 de junio del año 1989. Este joven músico de la Campiña se declara un auténtico enamorado de la música, tanto es así que su pasión por ella nace cuando apenas tiene tiempo para concebir lo que son los sonidos. Desde muy pequeño, tenía la muy temprana edad de 5 años, sentía gracias a su hermano Isidoro -que tocaba el clarinete en la banda municipal de su pueblo- una gran atracción hacia lo que éste hacía. Cuenta que se pegaba a él en todo momento para escucharle y saciar esas ganas de música que le sobrevenían. Su pensamiento a partir de ahí, fue que tenía que dedicarse a la música y nos damos cuenta que casi 20 años después no ha cambiado de parecer y se está convirtiendo en un músico de una alta consideración.

Tan grande es su amor hacia este arte, que no dudó ni un instante en dejar familia, amigos y su pueblo a un lado y venir a vivir a la capital para poder entrar en el Conservatorio, aún con una corta edad. No le ve límites a su música, es algo que lleva tan arraigado que siempre buscará disfrutar con ella. El hecho de estar en Sevilla también le condujo a poder satisfacer uno de los sueños que tenía de pequeño, ingresar en la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora del Carmen de Salteras. La cercanía que existe entre la capital y esta localidad del Aljarafe sevillano le pusieron de cara el ingreso en esta afamada formación.

Jesús Joaquín se puede decir que es un músico todoterreno, polivalente, siente curiosidad por todos los ámbitos y gracias a ello se ha convertido no solo en músico y compositor, sino que también tiene al mando de su batuta, a la Banda de Música Bienmesuena de “El Saucejo”. Como cofrade, lo refleja en su satisfacción al reconocer que una de sus mayores experiencias las ha vivido al acompañar año tras año a numerosos palios de Sevilla, en su discurrir por la capital, cuando realizan sus Estaciones Penitenciales a la Santa Iglesia Catedral. Pero sobre todo, cuando aparte de acompañar a estos palios, suenan sus marchas interpretadas por su propia banda. Lleno de nervios vivió cuando el Director le dijo que se tocaría una de sus marchas en “La Campana”, lleno de nervios y emoción no fue capaz de hacer sonar su clarinete en los primeros compases.

Algunas partituras de sus marchas

Algunas partituras de sus marchas

Jesús Joaquín se inició en la composición con 14 años, y podemos decir que fue de mera casualidad. Un hermano de su hermano Isidoro escuchó una marcha que tenía compuesta y guardada en su ordenador y fue quien le dio el paso a que esa composición viese la luz. Se estrenó cuando tenía 15 años y fue dedicada a la Hermandad del Dulce Nombre de Estepa, una marcha titulada “Al cielo la Paz”.

Tras esta composición, han venido muchísimas, desde “A mi Dolorosa Coronada” dedicada a la Virgen de los Dolores del Santo Entierro de la Roda de Andalucía, hasta “Siempre la Esperanza”, que lo está para la Esperanza de Triana, pasando por supuesto por “La Caridad del Arenal”, “Y en Triana la O” o “Virgen de la Hiniesta” dedicada a la imagen dolorosa de la Parroquia de San Julián de Sevilla. Esta última la considera su marcha especial por llevar el nombre de una Virgen de gran devoción y cariño para él. Sus marchas han evolucionado en calidad, en armonía y en el trabajo en ellas.

Sorprendido por la gran acogida de sus marchas, se congratula y le llena de orgullo que sean numerosas bandas y en todos los puntos de Andalucía donde se interpreten y se puedan escuchar sus composiciones. Algo que no esperaba y que no imaginaba que pudiera llegar pero estando en el momento que le ha traído esta pasión, no le pone límites a lo que un día comenzó como una afición.

Jesús Joaquín parece estar tomándose un tiempo en ofrecer una nueva composición, pero nada más lejos de la realidad. En septiembre de este año en el que vivimos volverá a regalarnos una nueva marcha, dedicada a la Virgen de la Paz de su pueblo, curiosamente a la misma que le compuso su primera marcha que saldrá en Procesión Extraordinaria por su XXV Aniversario.

Sin duda, es una composición muy esperada por todos los amantes de la música cofrade, porque como él mismo anuncia, aunque se esté tomando un respiro, no va a dejar esto a un lado y seguirá trabajando para que sus composiciones sigan ganando en calidad y puliendo sin cesar un amor y una dedicación que lleva a gala y que con él, vivirá siempre.

Fuentes: 

– Texto propio elaborado a partir de la entrevista con el protagonista

– Foto propia y extraída de la Web de la Banda de Música Bienmesuena

– Vídeo propio y elaborado por Francisco José Ortega López